Consejos para mejorar tu visibilidad web: No solo SEO.

Este post es una reflexión personal acerca de la situación actual en el mundo del SEO, o posicionamiento natural en buscadores y la relevancia buscada.

Tengo que confesar que no me gusta y que nunca me ha gustado la palabra o siglas SEO. Es cierto que hace un tiempo no muy lejano la importancia de estas acciones de optimización de los motores de búsqueda de cara a obtener más visibilidad era muy importante, pero parece ser que poco a poco esa importancia está disminuyendo, o más bien, se está transformando.

Como muchos de vosotros sabréis, y seguro que mejor que yo, la tendencia en este tipo de acciones está cambiando a pasos agigantados. La importancia de ser social está siendo una de las principales bazas para estar ahí arriba en la primera SERP (Search Engine Results Page).

Para que no me coman los SEOs más profesionales, he de decir, que su importancia aún es vital (aún a día de hoy) para las empresas, pues se deben de hacer unos pasos mínimos indispensables, tanto on page como off page. No me voy a parar ahora en comentarios varias de las acciones recomendables y básicas que debéis seguir, pero si es cierto, que sin una optimización web a nivel general, de estructura interna, desarrollo y contenido, poco se conseguirá. Si hacéis una simple búsqueda en Google sobre los principales pasos o acciones a seguir para mejorar vuestro posicionamiento, es probable que encontréis más de una entrada comentando lo dicho y ahí podréis ver algunas de las recomendaciones para tal objetivo.

Más allá del tema del posicionamiento orgánico y las distintas causas que afectan a un sitio web a posicionarse, lo que siempre recomiendo, desde mi humilde punto de vista, es que lo que se debe de hacer es trabajar para conseguir visibilidad y que tu público objetivo te siga, te lea o te realice una compra, que al final es lo que todo el mundo busca. Para ello, NO solo hay que hacer SEO, sino todo lo que puedas aportar para mejorar la relevancia de tu sitio vendrá genial, pero eso sí, siempre y cuando sea realmente relevante.

Necesitamos que nos vean, ese es nuestro objetivo. Para ello debemos barajar aquellas posibilidades que creamos que son las mejores para nosotros y que realmente nos puedan ayudar:

– Partimos del SEO, optimizamos nuestra página. Con ello ganaremos en confianza a ojos del buscador y del usuario. Vital. Podremos subir puestos y ganar visibilidad.

– No olvidemos el SEM. Los anuncios siempre serán anuncios. Utilizar este otro canal de comunicación directa también nos ayudará a conseguir más visibilidad, aunque tengamos que rascarnos el bolsillo. Es a tiempo real, recordad, pagamos y aparecemos.

Contenido. Hay que grabarse en la cabeza que necesitamos contenido en nuestro sitio. Pero no un contenido cualquiera. Necesitamos contenido de calidad, que aporte algo al usuario final, que sea de utilidad y que genere esa necesidad de compartirlo. Probablemente, de las cosas más difíciles. Debemos crear y actualizar contenido en la propia página web, en blogs, en apartados o secciones de actualidad, noticias, etc.

– Trabajemos las Redes Sociales. No descubro Américo, lo sé. Pero hay que ser conscientes de su importancia y trabajar bien este aspecto. No solo por su ayuda respecto al posicionamiento, sino también de cara a la imagen de la empresa y a saber qué quieren, sienten o necesitan nuestros amados fans. Fundamental para la viralización de contenidos.

Herramientas de Google. Hoy en día, el todopoderoso buscador es quien manda. Además, nos ofrece una gran cantidad de herramientas que podemos utilizar en nuestro provecho, tales como por ejemplo, Google Places for Business si sobre todo tienes un negocio local.

Los tan amados y odiados directorios. Dejemos de pensar en posicionamiento puro y duro. Los directorios nos ayudan a ganar presencia en la red, ya sea con nuestro nombre sin URL o con ella. Tienen muchos detractores, pero señores, sigue siendo verdad.

Apps móviles. El futuro hecho presente. Ya son pocos los que se resisten a no tener un smartphone con el que puedan acceder a contenidos, juegos, correo, etc. Si está dentro de nuestras posibilidades, no podremos descuidar este aspecto.

En general, debemos ser conscientes de lo que queremos conseguir, de lo que ofrecemos y de cómo tendremos que hacer para hacernos visibles, ya sea por una vía o por otra. Lo importante no es cómo ha llegado esa conversión o lead, sino si se ha convertido o no. De ahí esta reflexión.

Para finalizar os dejo con una de las frases ya históricas que sirve como punto final a este post. Recuerda, necesitamos ser visibles:

«Que hablen mal de ti es espantoso, pero hay algo peor: que no hablen.» 

Oscar Wilde

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.