Por favor, no nos hagamos antisociales

7.00h, suena el despertador. Un día más. ¿Qué es lo primero que hacemos? No sé vosotros, pero yo, apagar la alarma. La alarma del teléfono. Comenzamos bien… Ni tan si quiera he abierto los ojos y lo segundo que hago tras desconectar la odiosa alarma «sonidos relajantes para despertarme«, es mirar todas las notificaciones recibidas, correos, likes, comentarios, follows, etc. Seguidamente lo pongo a cargar.

Después de todo el siguiente ritual matutino vuelvo a mi amado smartphone, ¿alguna nueva notificación?.

Seguro que a más de uno le ocurre algo similar. Nos estamos volviendo locos señores, enganchados a un pedazo de plástico, con chips y una pantalla. ¡Bienvenidos al mundo antisocial!.

La dependencia hoy de los dispositivos móviles es la realidad a la que nos enfrentamos. Yo mismo soy consciente de ello. Nos hace ser una especie de robots tontos, que solo sabemos mirar pantallas (PC, tablet, móvil,…).

Por todo ello, hago esta reflexión en voz alta. ¡¡Vivamos!!


Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.